¡Feliz miércoles!🥳🥳 ¿Cómo estáis? ¿Tenéis ya el árbol de Navidad en casa o estáis esperando?🎄🎄

Yo soy de esperar hasta el puente de la Inmaculada, pero ya he visto muchas casas con el árbol. ¡Qué ganas tenemos de celebrar!

Y como nos gusta celebrar, quería dar unas ideas para esos novios que se casan entre restricciones para que la boda, aunque no tenga baile, sea memorable y divertida.

Por supuesto, conviene que pensemos en juegos adecuados y adaptados a las circunstancias actuales en las que no haya mucho cruce entre personas y se mantengan las distancias.

No son ideas marcianas, sino bastante sencillitas pero que, quizá, no se os habían ocurrido y que he visto que han triunfado en las bodas que he grabado últimamente.

1. Verdadero o falso

Sí, la gran mayoría de los juegos van a tener una base de fondo similar, pero planteada de distintas maneras y es que sin movilidad, vemos reducidas nuestras opciones. Peeero, las que tenemos son geniales y os van a divertir.

Esta primera consiste en el clásico verdadero o falso. ¿Cómo lo organizamos para una boda? Elige a tus hermanos o amigos más cercanos para que escojan las preguntas más graciosas que se les ocurra (si lo hacen ellos el resultado será más gracioso que si lo haces tú).

Una vez las tengan, que les den un micrófono en la hora del postre (cuando la gente ya no tiene tanta hambre y ha entrado de lleno en el ambiente) y que expliquen las reglas del juego.

Cada mesa tiene que responder a una pregunta, si fallan en su respuesta tienen que cumplir un reto. Sencillo.

Si son 4 ó 5 mesas, es fácil distribuir las preguntas (y se pueden hacer varias rondas), pero si son 15-20 dadles el listado de cada mesa con su nombre (o que se fijen en el seating plan) para hacerlo más ágil.

Eso es super importante: la agilidad. Estamos organizando un juego con 150 personas, así que necesitamos un líder que lleve bien hablar en público y seguir la dinámica para que no termine siendo un aburrimiento o un juego que entienda la familia y poco más.

¿Qué clase de preguntas podéis hacer? Las que se os ocurran, pero las que triunfarán serán aquellas anécdotas que los más cercanos conocen y las que sucedieron hace mucho tiempo. He llegado a ver a novios desvelando a todos los invitados que en su despedida se tatuaron un cerdo en el trasero, ¡no digo más!

En cuanto a los retos pueden ser del tipo: baila x canción, cuenta la anécdota más gracioso que tengas del/la novio/a, etc.

2. Kahoot

Mismo estilo que el anterior, distinta dinámica. Aquí puede funcionar muy bien un proyector, peeero sino un micrófono y un buen guía que vaya leyendo las preguntas serán más que suficiente.

Lo diferente de este juego es que no se trata de un verdadero o falso, sino que tenéis que lanzar una pregunta con tres o cuatro opciones como respuesta y que una sola sea correcta.

De esta manera se genera un debate que hará muy divertida la escena. Por eso es tan importante que cada mesa vaya coordinada, para que todos se sientan parte de lo mismo. Así que ya sabes, elige alguien de confianza que sea lanzado para hacer el papel de guía.

En cuanto a la forma de dividir a los concursantes, puede ser de manera individual, pero si sois muchos os recomiendo que juguéis por mesas. Otra vez se potencia el debate, ya que cada mesa tiene que llegar a un acuerdo para votar.

Ya sabéis, es importante dejar el Kahoot hecho antes del día de la boda y compartir el enlace en el momento en el que se vaya a jugar.

Como lo tendrá uno por mesa en su móvil, no es necesario tener el contacto de las 150 personas invitadas, pero antes de empezar asegúrate de que TODAS las mesas están listas.

Aquí podéis castigar al grupo con menos aciertos (aunque os advierto que probablemente será la mesa de compromisos, así que cuidado con generar situaciones incómodas), pero lo mejor sería dar un pequeño premio a los que ganen. En caso de empate, guardaos una pregunta complicada para lanzarla en el momento y decidir el ganador.

¿El premio? Desde una copa más en la no-barra libre de ahora, una bolsa de golosinas, o la piruleta gigante de fiesta con muchas piruletas dentro. Es el detalle.

3. Tu mesa, tu canción

Un clásico donde los haya y que me suena habéroslo comentado en otra ocasión, pero que me parece especialmente chulo en este tiempo que no podemos tener baile.

¿En qué consiste? Vosotros, los novios, elegid una canción para cada mesa. Una vez lo hayáis hecho dejad una notita (podéis ponerlo bonito con plantillas de Canva e imprimirlo) explicando que cada vez que suene su canción de fondo tienen que levantarse y bailarla a tope. Por ejemplo:

Mesa 4: vuestra canción es Quiero casarme contigo de Carlos Vives

Sabemos que teníais muchas ganas de bailar en nuestra boda, pero por el COVID-19 no va a ser posible tal y como nos lo imaginamos. Pero que nadie nos quite la ilusión,

Si suena esta canción, levantaos y bailad desde vuestro sitio.

La mesa que mejor lo haga tendrá un premio al final del banquete

Respecto al premio, lo mismo que se comentaba en la idea anterior, un detallito sencillo.

Hay juegos como estos que dependen de la implicación de los invitados y las ganas de armar jaleo, si vuestros amigos son muy tímidos, otra opción de juego puede ser mejor. Pero si sabes que os van a seguir como a nadie, dadles cuerda con esto.

Muy importante la elección de las canciones. Entiendo que podáis querer elegir canciones especiales para vosotros, pero si son muy lentas serán muuuy diíficiles de bailar y poner a la gente en pie.

¿Lo mejor? Canciones movidas, los hits del momento, hits de hace unos años que no pasen de moda. Y por supuesto, los novios levantaos para animar a las mesas (sobre todo a la primera mesa que le toque) y dad palmas (así se unirán las mesas que permanecen sentadas).

4. Quién es más probable qué

Juego americano típico de película que ha ido entrando dentro de nuestra lista de juegos de boda.

Forma parte de la dinámica de las preguntas pero esta vez los novios son protagonistas y concursantes. Tenéis que poneros en un sitio que se os vea bien, sentados en una silla cada uno y pegados espalda con espalda de modo que no os veáis. Descalzaos de modo que la novia tenga un zapato suyo y otro del novio y el novio un zapato suyo y el otro de su novia.

41 preguntas para el juego del zapato

Cada vez que vuestro amigo haga una pregunta, tendréis que subir el zapato que consideréis correcto. Lo divertido es que no coincidan en las respuestas, así que quien elija las preguntas, que las ponga difíciles del tipo:

A quién se le da mejor la cocina

Quién es más despistado de los dos

Quién quiere tener más hijos de los dos

Quién es más fácil que empiece una conversación (ojo, que no termine habiendo sangre jajaja)

5. Concurso de Instagram: tu mejor foto de la boda

Este también es divertido pero hay que dejarlo muy claro para que no sea un mar de caos. No va a hacer falta que lo pidáis, todos los invitados hacen fotos de la boda, TODOS. ¿Pero cuántas veces llegan a los novios?

Yo tengo muchas fotos y vídeos de la gente que nunca me llegaron. Así que este es un juego divertido que además te hará tener tu propia colección de fotos de ese día.

Vamos a empezar por el principio. Yo para estas cosas siempre creo que es mejor delegar en amigos/hermanos y ya después que te pasen lo que necesites una vez terminada la boda. Cuantas menos cosas dependan de ti, más disfrutarás del momento.

Que esa persona elegida para el juego cree una cuenta de Instagram la semana anterior y la vaya moviendo en sus redes sociales para que le vaya sonando a la gente. El nombre tiene que ser fácil, por ejemplo: BodadeJuanyMarta, FamiliaMuñozGarcía (unir los apellidos de los novios), etc.

Llega el segundo paso: la boda. En el primer plato tiene que explicar que se abre el plazo del concurso de fotografía desde ese momento hasta el postre. El concurso consiste en etiquetar la mejor foto que han hecho de la boda a la cuenta que habéis creado (familiamuñozgarcía, por ejemplo). Repite varias veces la cuenta.

Al llegar el postre se cierra el concurso. Lo ideal sería contar con un proyector para que sea todo más dinámico. Que el amigo elegido por vosotros haga de comentador sobre las fotos en las que os han etiquetado y elijais una final.

6. Bingo

Un bingo es un juego que se ha visto en alguna que otra boda pero que con la pandemia vuelve a tener más sentido.

Ya sabemos que en los bingos los premios son mejores, así que sin dejaros un pastizal podéis tener como premio una cena para dos como premio principal y la piruleta gigante para quien haga línea.

Intentad que la partida desde que realmente comienza hasta que termina, no dure más de 20-25 minutos ya que puede llegar a cansar.

Conoces el origen y la historia del Bingo? - Bingo Gorrión Alicante

7. Ruleta de retos

Si lo que queréis es ir al grano y hacer sufrir un poquito a los invitados (que vosotros ya habéis tenido estrés de sobra en las últimas semanas), preparad una buena ruleta de retos.

Desconozco si existe una versión ya hecha, pero podéis comprar cartulinas grandes y crearla con materiales típicos de manualidades.

Solo hace falta una cartulina grande de base, cartulinas grandes en forma de quesito y una flecha en el medio (o un niño pequeño que no sepa leer y que elija, seguro que los mayores se parten jajaja).

Los retos pueden ser parecidos a los que hemos visto en los otros juegos: bailar el gangnam style, contar un secreto o algo vergonzoso del que tiene al lado, lanzarse a cantar, etc.

Las Trece Curiosidades Desconocidas de una Ruleta

¡Fin! La verdad es que solo de imaginarme las situaciones me lo he pasado genial, no quiero imaginarme lo divertido que puede ser en vuestra boda.

Podéis elegir un juego, dos, hacer una versión que junte ambos…lo que queráis. Seguro que los invitados os agradecerán este detalle que tenéis con ellos y lo pasaréis genial.

Nos vemos la semana que viene, el miércoles como siempre a las 18.30 y os dejo mi Instagram donde subo contenido diario. Os mando un besote!!😘😘

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar
Perfiles en Redes Sociales