¡Hola!🙋🏻 ¿Cuántas queréis tener detallitos en la boda y no sabéis por donde empezar? No os preocupéis, vamos a ir viendo a lo largo de estas semanas pequeñas cositas que marcarán la diferencia y que harán que los invitados aprecien el cuidado que le habéis puesto a todo.

¿Eres de las que quiere cuidar cada detallito? Pues apúntate a los detalles del baño porque además de ser económicos, gustan mucho a los invitados…¡combo perfecto!

Puede parecer una tontería, pero cuando uno va muy arregladito hay una extraña ley de Murphy que te predispone para que algo se tuerza: una mancha en un sitio muy visible, una llorera por la emoción, un tropezón, una rozadura con los taconazos, un intento de retoque de maquillaje que ha terminado en desastre…

En fin, seguro que tendrás mil anécdotas graciosas (o no tan graciosas) al salir de fiesta. Imagina la de anécdotas que pueden juntar tus invitados si la fiesta dura todo el día.

Esta idea la verdad es que lo tiene todo: económico, salvavidas, se puede comprar en el último momento, no requiere esfuerzo montar el chiringuito…¡M A G I C!

¿Mi propuesta? Compra unas cajitas de madera en un bazar. Normalmente vienen en madera natural sin tratar. Te recomiendo que aproveches y compres una pintura blanca y una brocha. Si quieres darle otro toque, también puedes añadirle una cinta decorativa que la rodee como esta de Amazon. Además, si te sobra podrás utilizarlo para otras cosas como las invitaciones más especiales o el libro de firmas. Aunque si solo lo quieres para las cajitas (2-3 pequeñas están genial), puedes comprar un único rollo en el propio bazar. Lo encontrarás en la sección de manualidades.

¿Qué incluimos en las cajas? Muy fácil, piensa en lo que te podría hacer falta a ti.

Por ejemplo, al cabo de 5-6 horas bajo un sol que abrasa, habrá quien necesite un plus de desodorante. ¿Qué te parece poner uno en spray con un olor neutro? A esto le puedes sumar una colonia sencilla que suela gustar, la de bebés suele triunfar. Además, habrá quien haya llorado o que se haya retocado mal el maquillaje: unas toallitas desmaquillantes ayudarán.

¿Y bailar con tus amigos con el olor de la cebolla caramelizada del cocktail? Pfff, un Listerine con unos vasitos de chupito (de los que venden en mercadona) pueden ser una buena solución. Para cualquier manchita, llanto y alegría, unos paquetes de Kleenex nunca están de más.

Si se reseca la piel, puede que quieran un plus de hidratación. En Primor venden mini latitas de Nivea a 1 euro, y sino puedes comprar un bote grande con dosificador.

Para las amantes del maquillaje, puedes poner muestras o lo que quieras, pero siempre que se puedan cumplir unas medidas higiénicas mínimas: nada de un rímel para compartir.

Algo menos glamuroso pero que sieeeempre hace falta (he ido a unas cuantas bodas jajaja) son compresas y tampones. Si les sumas unas toallitas de Chilly Pocket, pack completo!

¿Y en el baño de los hombres qué? Hay muchas cosas que pueden repetirse: colonia, desodorante en spray, crema, Listerine… y por qué no, una cera para pelo para los más presumidos.

Otro must que no puede faltar en ninguno de los baños, son Compeed ampollas. Siempre habrá alguien llorando mares por sus pobres pies sufrientes.

Vamos a darles vidilla y un empujón para que puedan seguir bailando. Por cierto, unas toallitas quitagrasa nunca están de más.

Con esto sería más que suficiente, pero ¿quieres darle un toque más personal aún? Puedes hacerlo añadiendo el diseño que has utilizado en las invitaciones, seating plan y demás.

Como veis, insisto mucho en que todo siga la misma línea, es algo que no cuesta nada (de hecho nos ahorrará trabajo) y dará una unidad a todos los elementos de la boda. De esta manera, los invitados percibirán todo como más elegante y cuidado.

Por eso, si tienes un logotipo es el momento de utilizarlo. ¿No te gusta que aparezca la marca «Sanex» en el desodorante y que tu caja salvavidas esté lleno de mil colores? Cubre los productos con una pegatina blanca (o papel impreso con celo) y añádeles tu logotipo. Sencillo y resultón.

Esenciales para la boda. Los kits de baño para invitados

¿Precio? Depende mucho de lo que quieras añadir, la cantidad de invitados, etc. Pero ambas cajas pintadas de blanco, con su cinta decorativa y los productos mencionados pueden rondar los 50 euros totales.

Nada mal, teniendo en cuenta que al final lo agradecerán más que el regalo de la boda.

Y ya estaría. La verdad es que una de las cosas que más me divierten en las bodas es ir a los baños a ver qué sorpresitas hay. No sé si solo me pasa a mí, pero son sorpresitas que alegran oye jajaja

¿Vosotros qué añadiríais?¿Os sobra algo de lo que he propuesto? Me encantaría saber vuestra opinión sobre este punto.

Me despido por hoy, ya sabéis que nos vemos la semana que viene, miércoles, como siempre. Os espero en Instagram donde nos vemos a diario con contenido de bodas y alguna historieta más. ¡¡Un besote!!😘😘

Cerrar
Perfiles en Redes Sociales