¡Feliz miércoles! ¿Cómo van estas semanas? Cada vez está más cerca la salida a las calles🥳 Será poco a poco, pero un simple paseo nos va a saber a gloria.

Hoy quería contaros todo sobre el restaurante de nuestra boda: Restaurante San Francisco, situado en Madrid (no olvides que hay vídeo al final)

Uno de los temas que más os interesa es el restaurante, ya que como hemos hablado en otras ocasiones, supone el 50% del coste total de una boda y casi el 75% si hablamos de una boda low cost.

Casi al inicio de esta web, os hice una recomendación de 10 restaurantes económicos para casarse en Madrid, cumpliendo las 3B: bueno, bonito y barato. Entre las recomendaciones estaba este restaurante, pero también podéis encontrar otras opciones muy interesantes que van de 40 a 80 euros.

Además, si estás atascada y no sabes cómo avanzar con tu boda, te dejo unas ideas para preparar tu boda en tiempos de cuarentena y un mensaje de tranquilidad si has tenido que aplazarla.

Una vez dicho esto, vamos a entrar en materia. He querido hacer esta entrada sin recibir ningún tipo de beneficio, ya que considero que la opinión sincera de una persona que ha celebrado su boda allí tiene mucho más valor. Por eso, vamos a ver cada detalle en torno al restaurante.

Trato del personal

 En este punto quiero decir que este tipo de experiencias suele ser muy personal y depende de con quién te toque, del día que tenga cada uno y de las expectativas con las que llegues al lugar.

Nosotros teníamos claro que al elegir un sitio low cost, suele haber un número mayor de clientes para “compensar” la balanza y esto suma un estrés mayor en los trabajadores. A pesar de esto, el trato con nosotros fue bastante bueno.

Eso sí, os recomiendo que si vais a este restaurante, o a cualquier otro, dejéis por escrito cada pequeño detalle que acordéis de palabra. ¿Por qué?Porque en nuestro caso lo hicimos así desde el principio y nos salvó de muchos pequeños gastos que nos quisieron sumar.

Nuestra boda la llevó Abdul, pero hay otros encargados que pueden atenderte en próximas reuniones y que puede que no estén al tanto de los precios o extras que hayáis incluido. Eso nos pasó a nosotros, pero al estar todo por escrito se mantuvo lo que acordamos.

Restaurante San Francisco

Además, según se acerca la fecha te facilitan unos papeles con el croquis de las mesas, los espacios reservados para tu boda, el tipo de vino y el menú elegido. Leed todo muy bien y todos los espacios para no perder nada por el camino. Ya os digo que en nuestro caso cumplieron, estando muy atentos nosotros a todo. Abdul cumplió con todo lo que nos dijo y le agradecemos mucho el papel que tuvo en nuestra boda.

El trato de los camareros fue estupendo pero sí quería hablar algo del metre. Fue el único «mal sabor de boca», ya que nos quiso sumar unos 15 invitados.

El día de la boda os adelanto que gente que os había confirmado caerá y los últimos rezagados se sumarán.

Nuestra boda no iba a ser distinta y ocurrió, pero entre los que habían caído y los que se habían sumado, la diferencia era de 3-4 y no de 15. Me parece que aun así esto es algo que el metre debería haber consultado a nuestros padres o hermanos y no a los propios novios durante el banquete, me pareció de mal gusto. Aunque le costó una pequeña discusión, terminó reconociéndolo y se pagaron esos 4 invitados de más.

Restaurante San Francisco

No merece la pena pelear por 1 ó 2 cubiertos, pero si la diferencia es de 1.000-1.500 euros y nuestro presupuesto es ajustado hay que verlo todo bien.

Del metre tampoco nos gustó que nos persiguió durante toda la boda para los pagos y el autobús. Es algo que debería consultarlo a los padres, que es a quien se suele delegar esto en las bodas. Simplemente por evitar el estar entrando y saliendo, moviendo dinero, preocupando y en nuestro caso peleando por el número de invitados.

Con esto no quiero desmerecer el restaurante, la boda fue fantástica y el restaurante estupendo, pero os cuento lo del metre para que lo tengáis en cuenta.

Si os interesa el tema de la decoración, os dan total libertad para decorar. Lorita es la mujer que se encarga de este tema y tiene mucho carácter, pero también mucha experiencia en el sector nupcial, más de 14 años. Si no tenéis ideas claras, dejaos aconsejar por ella. Si queréis algo muy concreto, id con ello a muerte porque no se cortará en daros su punto de vista.

Restaurante San Francisco

Por último, una figura importante en la boda fue el DJ. Con nosotros fue encantador, a pesar de haberle mandado bastante tarde la playlist con las canciones. Es verdad que al principio respetó más la nuestra lista y que después puso las que quiso. Tampoco nos importó porque fueron temazos💃🏻

¿Qué es un todo incluido por 85 euros?

Un todo incluido en el Restaurante San Francisco no tiene letra pequeña. En todos los casos incluye: cocktail, comida/cena, barra libre de 5 horas, DJ, candy bar, recena y fuente de chocolate con frutas.

A partir de ahí se le pueden añadir extras y si sois muchos invitados, algunos serán gratuitos.

En nuestro caso al ser más de 200 personas (si no recuerdo mal llegamos a 245, incluyendo niños), nos incluyeron un autobús de ida y vuelta con 50 plazas, dos cortadores de jamón y un córner de arroz durante el coktail.

El punto fuerte de este restaurante es su comida. Nuestro menú fue el siguiente: crema de boletus con foie, sorbete de limón, solomillo con pimientos de piquillo y tarta árabe.

Solomillo Restaurante San Francisco

Nos ofrecieron varias propuestas para el segundo plato, pero si elegís este restaurante, os recomiendo al 100% el solomillo. No importa si cocinan para 5 o para 300 que la carne siempre sale bien caliente, en su punto y que un sabor fantástico.

Otro punto a favor en la comida es que tienen ABSOLUTA flexibilidad con las alergias y restricciones. Nosotros tuvimos casi 35 menús especiales por celíacos, intolerantes a la lactosa, frutos secos, veganos, embarazadas, etc. y se tuvo en cuenta a todos ellos.

Como se trata de un todo incluido, incluyen el candy bar aunque os recomiendo llevar vuestras propias chuches, no cuesta mucho y estarán más blanditas. Como mi hermano es panadero y pastelero, llevamos 200 donuts que encantaron a los invitados. El restaurante también incluye una fuente de chocolate con fruta y la recena.

El espacio: finca de bodas económica

El espacio en nuestro caso estaba muy condicionado por la estación. No queríamos algo que fuese muy cerrado, pero al ser invierno el frío impedía que se celebrase al aire libre.

En el San Francisco conseguimos el punto intermedio. A pesar de casarnos en febrero, hizo bastante calor y celebramos el cocktail en el exterior. En caso de que lloviese, tenían prevista una carpa acristalada que albergase a todos los invitados sin tener que desplazarse de la zona.

En cuanto al banquete en sí, tuvo lugar en una carpa acristalada. Al ser bastantes personas y estar climatizada, no pasamos frío y pudimos disfrutar del exterior que es bastante verde y de toda la luz de ese día.

Restaurante San Francisco

En un principio nos preocupamos por el espacio. El Restaurante San Francisco suele celebrar dos bodas a la vez porque tiene precios ajustados y está muy solicitado. Tienen dos espacios para las bodas: el clásico salón y la carpa acristalada.

Estéticamente prefería la carpa acristalada, pero por espacio creía que era mejor el salón.

Como os contaba, suelen celebrarse dos bodas a la vez y para el 22 de febrero el salón ya estaba reservado, así que nos casamos en la carpa. No pude quedar más contenta, ya que a pesar de ser un espacio pensado para hasta 180-190 personas cupimos 245 con el espacio suficiente para que los camareros trabajasen bien y los invitados pudiesen moverse.

Restaurante San Francisco

Fuimos muchos y el restaurante nos ofreció la posibilidad de ampliar una zona que usualmente se usa como restaurante diario y que conecta con la carpa.

Como quiero daros mi opinión sincera, es verdad que esperaba que esa zona estuviese mejor decorada. Quizá se podría haber acotado un poco más esa zona con un biombo y se podía haber empleado algún material de decoración para que el contraste no fuese tan marcado.

En cuanto al “cruce de invitados” entre una boda y otra, no fue un problema. Nosotros ya habíamos estado en otras bodas en el San Francisco y sabíamos que no habría problema.

Restaurante San Francisco

El único lugar de encuentro con los otros invitados fue en el parking, una vez dentro cada uno estuvo en su sitio sin invitados “infiltrados”.

Otra duda que me habéis preguntado es el tema del parking. Tienen una zona de parking como tal y en caso de que se llene, tienen una explanada en la que, por muchos invitados que sean, caben todos.

Precio: ¿es económico para una boda low cost?

El precio me parece muy bueno.

El espacio es muy verde y luminoso, bastante actual y bonito comparado con otros sitios que tienen el mismo precio y el aspecto deja bastante que desear. Además tienen flexibilidad con el número de invitados: entre 50-300, pero estoy segura de que hasta 350 o algo más pueden encajarlo.

Restaurante San Francisco

La comida es muy buena y abundante, y puedes ampliar el número de platos según lo que busques.

Restaurante San Francisco

Con el trato también quedamos satisfechos, tanto en toda la preparación y toda la parte previa, como el día de la boda. Quitando la figura del metre, todo fue perfecto. Abdul vino al final de la boda para ver si todo había ido correctamente, algo que agradecimos mucho.

¿Volverías a casarte en el Restaurante San Francisco?

Esta parece la pregunta estrella, como la prueba del algodón. Y sin trampa ni cartón os digo que SÍ me volvería a casar en este restaurante. Como habéis visto en el apartado anterior, todos los requisitos que se buscan para una boda, los cumplen y la comida (lo más importante en un banquete) es buena.

Así que ya sabéis mi opinión sobre el restaurante de mi boda. Este artículo ha sido bastante largo, pero he visto que es una de las cosas que más os interesan.

¿Estás empezando a organizar tu boda? Quizá tanta información te abruma, pero no te preocupes. Es un momento estupendo para empezar a organizarse: aquí te dejo mis tips para vivir tu boda tranquila y sin agobios.

Además, si quieres más detalles sobre el gran día, tienes un post con los detalles de la boda y los vídeos y otro con la papelería que utilizamos.

Creo que no me dejo nada en el tintero, pero si es así, no dudes en escribirme en los comentarios o en Instagram. Hasta la semana que viene. Un besote!😘😘

Cerrar
Perfiles en Redes Sociales