LOOKS INVITADAS DE INVIERNO

¿Tienes una boda en invierno y no sabes cómo ir? En esta entrada os enseño varias propuestas para acertar y ser la invitada ideal.

Look de día

Si se trata de una boda de día, el protocolo indica que debe irse de corto. Al ser invierno esta idea nos puede hacer tiritar con solo pensarlo, pero si se eligen bien las prendas puede conseguirse un look ideal sin pasar frío. Además hay que tener en cuenta que los sitios estarán acondicionados para las temperaturas de ese día y los momentos de frío serán los breves trayectos al ir y venir de un sitio a otro.

Se dice que para gustos, los colores; pero hasta los colores tienen temporada y en otoño e invierno se vuelven más oscuros. Por eso, en lugar de un verde claro o un azul klein, combina mejor un verde botella o un azul marino. El rojo es la excepción, ya que es el clásico por excelencia, aunque si queremos una versión más invernal nos encontraremos con el burdeos.

En Zara podemos ver algunas opciones como este vestido verde aterciopelado a 12.99 euros

Zara Ref: 2731/252

Este otro vestido de Easy Wear (El Corte Inglés, 15.99) también es una gran idea para una boda de invierno de día, ya que es corto, tiene manga larga y es de color rojo, por lo que dependiendo de los complementos podrá vestir mucho.

Vestido rojo Easy Wear

Si se combina con unas sandalias de tacón o unos stilettos y un recogido sencillo el resultado es un acertado look de invitada. Como siempre, los complementos son fundamentales en este tipo de ocasiones en las que los colores son más sobrios.

Mi recomendación es poner el foco de atención en los pendientes. Si hemos elegido un vestido sencillo, retirarnos el pelo de la cara le aporta elegancia al look, estiliza y deja a la vista los pendientes. Si nos decantamos por uno con varios colores resultará más llamativo y podrá utilizarse en distintas ocasiones.

En mi caso, últimamente solo tengo ojos para pendientes bastante clásicos, ¡qué le voy a hacer! Así que aquí van algunas ideas:

Look de tarde

Para la tarde suele ser más sencillo elegir, pues se sabe que el vestido debe ser largo y, por ello, resulta más fácil elegir un look elegante y adecuado para la ocasión.

Este vestido que viene a continuación es bastante atrevido por la combinación de colores, pero son tonos que iluminan la piel y se salen de los clásicos colores. Ahora se encuentra rebajado y es una buena oportunidad para comprarlo.

Otro vestido no tan atrevido, pero también muy válido para este tipo de eventos es este de Mango. Tanto el largo como el tono son perfectos para esta época. Además, permite llevar unas medias más tupidas sin que sean antiestéticas. Tan solo quedan unas últimas tallas, así que si no quieres quedarte sin él, deberás correr.

Look comodín: el mono

El mono es el look comodín por excelencia. Se puede utilizar tanto de día como de noche, con unas sandalias planas o con tacones, en ocasiones informales o formales… Es como el color negro que, aunque hasta el momento estaba vetado en las bodas, se reinventa como el eterno clásico.

Este mono me encanta porque es un tono pastel, aunque hay que tener cuidado con que no nos apague el rostro. Además tiene una pequeña capa en la zona de la espalda que le da un toque especial.

Otro complemento que no debe olvidarse y que sirve para cualquier ocasión en invierno es la estola o bufanda de pelo (sintético). Esta es la alternativa al abrigo de pelito y ambas son una buena opción para apaciguar el frío.

Zara

Hasta aquí los looks de invitada. ¿Qué os han parecido? Comentadme abajo que look escogeríais vosotras y no os olvidéis de seguirme en Instagram para encontrar más looks.