¡Feliz miércoles! 🥳🥳 ¿Qué tal estáis todos? ¿Cómo va la «vuelta al cole»? Espero que la hayáis cogido con muchas ganas.

Ya habéis visto en el título el tema de esta semana, la temida lluvia. Es una invitada indeseada que, a veces, se cuela en momentos tan especiales como el día de la boda y que amenazan con arruinarla.

Como siempre, no hay nada como tenerlo calculado para no llevarnos el sofocón en el último momento.

He de decir que la lluvia no va a frenarse porque te cases tú, ni porque sea pleno junio o septiembre. Es impredecible.

Bodas con lluvia: consejos para que todo sea perfecto | Palacio de Avilés

Es cierto que hay meses en los que la probabilidad de lluvia es mayor, y por eso te recomiendo que si eliges abril como el mes para tu enlace, tengas más que previsto el plan B.

Pero, si te casas en junio, aunque la posibilidad es menor, puede llover. Si tu idea es celebrar el banquete al aire libre, en un 80% de los casos (según la universidad de Pepito Grillo) podrás hacerlo sin problemas, pero creemos un plan B para no llevarnos disgustos.

Puede parecer un engorro impresionante, pero solo hay dos cosas a tener en cuenta:

  1. Que los novios (y los invitados) no entren empapados a la iglesia.
  2. Que el banquete pueda celebrarse alejados del diluvio universal.

Fin.

Celebrar una boda con lluvia | Cartuja Cazalla de la Sierra

Entrada de los novios

Este momento es mágico siempre. El novio suele hacer una entrada discreta, pero tiene que estar perfecto. Lo último que queremos es que aparezca con el pelo empapado, la camisa llena de manchas de agua, etc. Con un paraguas amplio queda más que resuelto el problema.

Encarga a alguien para que lo lleve en caso de que sea un mes con mucha probabilidad de lluvia y si el coche que utilizaréis para el desplazamiento es el propio, dejadlo en el maletero la noche de antes.

En cuanto a la novia, esto es un poco más complicado. En una de las bodas que grabé, a pesar de ser en septiembre, cayó un chaparrón enorme. El novio, ni corto ni perezoso, viendo la que se venía se puso manos a la obra.

Carmen Hontoria

El día anterior, fue a Leroy Merlín, compró 6 postes de madera y una lona blanca. De forma totalmente casera creó un palio para cubrir a la novia. El resultado, lejos de ser cutre, fue una entrada de princesa por todo lo alto.

Apuntad esta idea porque de verdad, es una solución genial. Podéis elegir a los testigos o hermanos para que sean los encargados de sujetar este palio móvil desde el coche hasta la entrada de la novia en la iglesia.

Carmen Hontoria

En cuanto al número de postes y la longitud de la lona (procurad que sea ligera para sujetarla fácil), dependerá de la novia. Novios, pensad que un velo puede arrastrar por el suelo hasta dos metros. Si queréis mantener el secreto del vestido y acertar para que no se moje bajo ningún concepto, podéis hacer un palio de unos 3,5 metros (así dejáis espacio para que caminen sin parecer el anuncio de «las muñecas de Famosa se dirigen al portal..»). Pero si creéis que es demasiado, una medida standard podría ser 2, 5 metros de largo.

Claramente, la longitud cambia el número de postes, con 3,5 metros los 6 postes son innegociables, pero con 1,5 metros 4 postes son más que suficiente.

En fin, un detalle precioso del novio hacia su futura mujer y una entrada de cuento que nos dejó con la boca abierta.

Carmen Hontoria

Por supuesto, otro pequeño truco para evitar que los novios (y los invitados) resbalen con el suelo de la iglesia es poner una alfombra roja en el exterior que ayude a absorber un poco el agua. Claramente, si se empapa, no servirá de mucho, pero si el palio espera a la novia en la puerta de la iglesia, esa zona de la alfombra estará más seca.

Banquete exterior: crea un plan B

Si en tu caso, todo el transcurso de la celebración se celebra bajo techo, despreocúpate de este tema. Pero, si hay algo que celebres en exterior, negocia un plan B con el restaurante.

Y no solo me refiero al banquete en sí, hay mucha gente que decide tener el banquete en un salón, pero el cocktail o el baile en el exterior. ¡Cuidado!

Si llueve, no es tan fácil como meter a todos en el salón del banquete. Probablemente el sitio esté acomodando los últimos detalles, las mesas impedirán la movilidad, etc. ¿Qué puede pasar? Que algo se cancele y se pase a lo siguiente.

Cuando no queda otra, no queda otra. Pero si lo tenemos hablado previamente, quizá puedan buscarse soluciones. Por ejemplo, para estar de pie en el cocktail, el espacio puede ser mucho más pequeño que un salón de banquete. Si hay algún porche cubierto, una pequeña carpa o cualquier espacio techado vacío, intenta que el restaurante guarde ese sitio ante la posibilidad de lluvia.

Boda con lluvia: ¿Y si llueve el día de mi boda? - Paperblog | Carpa boda  al aire libre, Carpas para boda, Boda en casa

Otra muy buena alternativa es que, si se iba a destinar un espacio como pista de baile, tengan todo preparado para que en caso de lluvia sea ese el lugar en el que empezar con el cocktail. Así se diferencian espacios entre cocktail-banquete y el servicio del restaurante tendrá tiempo para adaptar el espacio a cada momento de la celebración.

Por supuesto, si tu banquete es al aire libre es necesario SÍ o SÍ un plan B. Tiene que tenerlo previsto el restaurante y es algo que debes exigir, no sea que llegue el día de la boda y todos tus invitados se mojen con la lluvia. Hay veces que no se necesita un espacio cerrado como plan B, sino un plan para cubrir el espacio abierto: ya sea con carpas desmontables o similares.

Pin en w e d d i n g .

Si sois de los que queréis cuidar los detalles, en caso de que sea en el exterior y os cubran con un techo transparente, puede que la luz sea muy apagada debido a la falta de luz. Sabiéndolo, podéis buscar toques de luz divertidos para que den más alegría y color al gris del cielo.

Extra: sesión de fotos.

Un pequeño apunte en este apartado. Quizá os preocupe, pero la luz con lluvia es muy especial y podéis tener una sesión preciosa. Además del juego que da la misma lluvia para hacer fotos más originales (estad atentos a comprar un paraguas grande transparente o uno negro sencillo, será un puntazo para las fotos).

8 CANCIONES PARA DEDICARLE MIENTRAS LLUEVE - Espacio Novias
Consejos Innovias: bodas bajo la lluvia | Innovias

¡Y ya está! La lluvia es solo lluvia, y qué necesaria es en nuestro día a día. Solo hay que ser previsores en caso de que nos acompañe en nuestra boda, pero no puede amargarnos ni quitarnos una pizca de la alegría de ese día. Ya se sabe que «¡novia mojada, novia afortunada!«.

¡Ánimo a todas esas novias que han movido su fecha! No os desaniméis que todo llega.

Nos vemos por aquí la semana que viene como siempre a las 18.30 y por Instagram, donde subo contenido diario. Un besote!!😘😘

Cerrar
Perfiles en Redes Sociales