¡Bienvenidos de nuevo! Comenzamos por todo lo grande. Después de este parón, y gracias a la cuarentena, vuelvo con muchas ganas. ¡Espero que todos estéis muy bien!

En esta ocasión, os hablo de mi propia boda. Me casé el 22 de febrero, un auténtico regalo ya que a pesar de ser invierno, superamos los 20 grados y nos dio tiempo a disfrutar de la luna de miel antes del confinamiento por el COVID-19.

Para enseñaros las fotos habrá que esperar unos meses más, ya que nuestra fotógrafa (Carmen Hontoria) se encuentra confinada en Italia 🤪, ¡cosas que pasan! Pero no quería dejarlo pasar y os traigo los vídeos de la boda en las que veréis los detalles de cada cosa. No puedo evitarlo y quiero enseñaros más, así que pondré algunas fotos que se hicieron con móvil, aunque la calidad no sea la misma!

Más adelante y junto a las fotos os iré contando en distintos vídeos cómo fue la organización de la boda

1. Fotografía y vídeo

Como os he dicho, nuestra fotógrafa fue Carmen. Una amiga con la que ya he trabajado en otras ocasiones y que fue parte del día más especial de nuestras vidas.

Para el vídeo contamos con dos amigas que nos hicieron dos vídeos y no podemos estar más contentos con ambos.

El día de la boda respetaron cada momento sin perderse nada y es algo por lo que estamos muy agradecidos.

El primero es de Mercedes Laviña, con un ritmo lento que nos transmite mucha ternura.

El segundo es de María Dillon, más rápido y con una consecución de planos nuevos que enseñan perfectamente lo que fue ese día para nosotros.

2. Maquillaje, peluquería y tocado

Ya conocía a ambas desde hace tiempo y es que, directa o indirectamente, ya habíamos coincidido en bodas de amigas.

El trabajo de Loreto en sus tocados (Con tocados y a lo loco) es de una delicadeza exquisita. En mi caso, quería algo sencillo que aportase un toque de color y que fuese a juego con los zapatos que eran de un tono burdeos, junto al verde y el rosa que también acompañarían al ramo.

Para que conozcáis mejor su trabajo, os dejo por aquí el post que hicimos juntas.

Elisa está detrás de Small Brush. Desde antes de estar prometida, tenía claro que quería que fuese ella la que me maquillase y peinase por la naturalidad que la caracteriza.

Lo que más me gusta de ella es que se ajusta a lo que a ti realmente te gusta y que dedica todo el tiempo necesario en la prueba de maquillaje y peinado.

Se lo agradezco especialmente porque fui su primera boda después de ser mami y porque me ayudó a sentirme realmente cómoda con mi look final (y menos mal, casi termino con un recogido que me sumaba 10 años!😂)

MAQUILLAJE Y PEINADO: Small Brush
TOCADO: Con tocados y a lo loco

3. Música

La música fue una de las cosas que más quisimos cuidar en toda la boda, desde la ceremonia religiosa hasta el baile posterior. Por eso, para la celebración pedimos a nuestros amigos que formasen dos pequeños coros para cantar las canciones que cada grupo conocía y la fusión me pareció inmejorable.

Para el baile quería música en directo, algo difícil de incorporar si hablamos de boda low cost.

Sin embargo, tenemos la gran suerte de tener unos amigos que son unos verdaderos artistas y que tocan por su cuenta en conciertos y locales.

Pablo, mi marido, vivió 4 años con ellos cuando vino desde Córdoba para estudiar su grado. Por eso, fue muy especial y disfrutamos todos, desde los más mayores hasta los más pequeños con hits como: A quién le importa, Mi gran noche, Caminando por la vida…

4. Flores

Para las flores, quisimos que Marta fuese nuestra florista.

Es una chica muy joven que ama las flores y que sabe cómo hacer que luzcan increíbles junto a su equipo Tual de Tual.

Queríamos algo silvestre, pero cuidado para la iglesia. Su propuesta (que nos enamoró) fue una guirnalda bastante grande que rodease el altar de lado a lado y que combinase con los centros de los lados formados por piñas, eucalipto y rosas.

FLORES: Tual de Tual

Para el ramo, escogimos flores preservadas destacando la hortensia rosa y burdeos.

FLORES: Tual de Tual

5. Vestido

Para el vestido, no me detuve demasiado. Tenía ya mirados bastantes sitios (por aquello de ser wedding blogger) y empecé por Vértize Gala. El plan inicial era probarme vestidos para hacerme una idea de que me gustaba y poder hacérmelo a medida.

Al final, me probé solo cuatro vestidos y me enamoré del segundo. Por mi altura (soy un retaquito), hubo que ajustarlo un poco y ¡voilá! No me pudo gustar más.

VESTIDO: Vértize Gala

¡Lo dejamos por hoy! Porque como os cuente tooodo lo que hay detrás de una boda en un solo post, sería más largo que Las Crónicas de Narnia😂

Por cierto, no olvidéis seguirme en Instagram donde subo contenido más a menudo y donde empezaréis a ver algunas sorpresillas😉Un besazo enorme, muaack!😘😘

😘
😘

🙆🏻‍♀

Cerrar
Perfiles en Redes Sociales