CÓMO AHORRAR EN TU BODA: 5 TRUCOS [VÍDEO]

Cómo ahorrar en tu boda, 5 trucos para ahorrar, cómo reducir gastos en la boda…¿es posible una boda económica? Te traigo mis 5 trucos para ahorrar en tu boda. A mí me han funcionado y quiero compartirlo contigo.

¡¡Feliz miércoles!! 🙋🏻 A muchas novias les ronda por la cabeza: cómo ahorrar en mi boda, 5 trucos para ahorrar, cómo reducir gastos en la boda…¿es posible una boda económica? Hoy os quiero contar mis 5 trucos para ahorrar en tu boda, y es que aunque parezca imposible, puedes descontar miles de euros. Estos son los trucos que yo seguí para tener la boda de mis sueños.

1. Activa alertas

El sector nupcial está muy asociado al lujo y por ello, los precios son bastante elevados. Es cierto que todo lo que envuelve a la boda es una fiesta y, por lo tanto, no es algo de primera necesidad. Pero todas soñamos con ese día y que todo salga perfecto. Es posible encontrar ofertas para tu boda si le dedicas tiempo.

El ir con prisas solo hará que pasen desapercibidas esas ofertas flashes que duran unos días o, con suerte, una semana. 

Para evitarlo, además de visitar las webs de tus proveedores favoritos frecuentemente, te recomiendo que actives las notificaciones de sus cuentas de Instagram, donde probablemente anunciarán este tipo de ofertas. En mi caso, hay tiendas que venden flores preservadas y que en distintos momentos lanzan una oferta del 15%, al tener las notificaciones de Instagram activadas, pude beneficiarme de ello.

2. No desprecies pequeños descuentos

¿Un 5% de descuento te parece poco? Puede ser si hablamos de un 5% de descuento en una gominola o en unos vaqueros; pero un 5% en cualquier elemento de tu boda puede convertirse en un gran descuento.

Por eso, antes de descartar esos descuentos por parecerte bajos, echa cuentas, puedes llevarte una gran sorpresa.

Aunque cada vez más gente se une a esta tendencia creciente, el viernes es un buen día para conseguir un descuento en tu banquete, ya que la demanda es menor. Quizá el restaurante se niegue a hacerte un 15%, pero si accede a darte un 5% ya es una gran suma. Si el cubierto te sale a 90 euros para 150 invitados y le descuentas un 5%, consigues ahorrar 700 euros. Nada mal, amiga😉

Si vamos sumando 5% del vestido por ser el de exposición, 5% de las invitaciones por elegir un diseño concreto, 5% en el ramo por hacer las réplicas con la misma persona…¡Suma, suma!

3. Descarta lo que no es una prioridad

Lo sé, lo sé. Sara eres una aguafiestas😔 No es eso, pero creo que es muy importante que vuestra boda sea un momento inolvidable por lo emocionante de ese día, no por la deuda que os acompañará durante 10 años. Aún así, quien dice descartar, dice dejarlo en el rabillo del ojo por si acaso. 

En definitiva, ¿qué es lo más importante para ti en la boda? Eso peléalo todo lo que puedas, seguro que habrá otras cositas a las que no le ves sentido y que lo harías por compromiso. 

Por ejemplo, la experiencia como invitada te dice que el regalito para los amigos terminará en la basura nada más terminar la boda, pero crees que todo el mundo estará esperándolo. Tu día, tus normas. Y así con todos esos “me da igual, pero es que…”

4. Cuenta con tus amigos

¡Nuestros amigos del alma! Verás que un montón de personas se ofrecen a ayudarte, pero solo podrán hacerlo si tú les propones un plan.

Es el momento de sacar a relucir el talento de cada uno de tus amigos para ayudarte a hacer distintas cosas.

¿Tienes una amiga que adora las flores? Puede ayudarte con tu ramo, aunque si te da miedo tanta responsabilidad, puede encargarse de la decoración floral de la iglesia. ¿Y te acuerdas de ese amigo que quería estudiar bellas artes? Terminó trabajando de otra cosa, pero quién saber si el diseñar tus invitaciones hará que despierte su alma creativa de nuevo.

Ya sabes, quien tiene un amigo tiene un tesoro, y en estos momentos estarán ahí para ayudarte con su tiempo y talento.

5. Sé realista

Cuando se habla de bodas siempre se dice: tira la casa por la ventana, total es una vez en la vida, no vas a volver a vivirlo. Todo cierto: nunca volverás a ese momento. Peeeero, ¿de verdad quieres estar pagando un crédito durante 5-10 años?

Aquí ya sabéis que hablamos de bodas low cost, eso no es sinónimo de boda cutre, sino de una boda a la altura de las posibilidades de cada uno.

Lo que va a marcar la envergadura económica de tu boda, será el precio del cubierto.

Te recomiendo que pienses:

Ahora mismo, si me invitasen a una boda, estaría dispuesta/me parece adecuado/podría dar X dinero.

Y por otro lado:
Si la mitad de mis invitados no diesen ni un euro (cosa muuuy rara), podría saldar la deuda sin vivir ahogada y poco a poco. 

Hay veces que las novias perdemos el norte y por elegir uno u otro sitio, terminamos con un cubierto de 150 euros. Tienes que pensar que tu entorno social tendrá una situación económica similar a la tuya. Si crees que es algo que pueden asumir, adelante.

No confíes en que te quieran como garantía de pago, porque seguramente te querrán, pero pagarán lo que puedan, no lo que sueñas.

Esto no quiere decir que tengas que conformarte con un sitio feo, ni mucho menos. Simplemente hay que ser creativa y utilizar los consejos de arriba. Aquí te enseño unos ejemplos de sitios de bodas económicos, ajustados para todos los bolsillos.

Siendo realista, no importa si tenéis poco dinero, si tenéis un/a peque, si estáis con una situación poco estable. Siempre puede celebrarse una boda, ajustándolo a las posibilidades de cada uno: desde una boda con 10 invitados a una boda con 300, desde un cubierto de 40 euros a uno de 150. 

Estos fueron los 5 trucos que me permitieron ahorrar en la boda, disfrutar de cada pequeño detalle y valorar todo por el esfuerzo que había detrás.

¿Cuál os ha resultado más útil? ¿Qué consejo le daríais a las novias para estar tranquilas y ahorrar en su boda? Estoy deseando leeros, aquí y en mi Instagram. Nos vemos la semana que viene. Un besote!!😘😘

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar
Perfiles en Redes Sociales